• Batidoras personales
  • Batidoras de vaso
  • Exprimidores
  • Déjate inspirar
NB-Blog_Juicing-101_3000x2000_F200708-scaled.jpg

El zumo 101: Consejos para hacer zumo en casa

El zumo casero recién preparado es una de las cosas más fáciles y deliciosas que puedes hacer por tu salud. Cada taza de zumo denso de nutrientes está cargada de propiedades vegetales que incluyen vitaminas, minerales, antioxidantes y fitoquímicos, todos los cuales ayudan a reducir la inflamación y el riesgo de enfermedades crónicas.
NB_Juicer_Social_Infographic-Carousel_Top-9-Juicing-Tips_3_1024x512.jpg

Elige tus productos con sensatez.

Elige frutas y verduras con alto contenido de agua (p. ej., naranjas y sandía) en lugar de aquellas con menor contenido de agua (p. ej., plátanos y aguacates). Algunas de las mejores frutas para zumo son manzanas, naranjas, piñas, peras, limones, limas, uvas y sandía. Por ejemplo, las verduras, la remolacha, el apio, las zanahorias, el pepino, la kale, las espinacas y los tomates son algunos de nuestros favoritos. 

​​​​​​​
Prepárate con antelación.

Aclara bien tus frutas y verduras antes de usarlas para ayudar a eliminar cualquier residuo de suciedad o pesticida. Antes de hacer el zumo, despega o retira la piel de los productos según sea necesario y retira la cáscara de todas las frutas cítricas, así como las grandes semillas de las frutas con hueso. También querrás cortar los alimentos hasta el tamaño “correcto”, que es lo suficientemente pequeño como para caber fácilmente en el conducto de alimentación.
NB_Juicer_Social_Infographic-Carousel_Top-9-Juicing-Tips_5_1024x512.jpg

​​​​​​​
El zumo para toda la familia.

El zumo es una excelente manera de ayudar a cumplir con tu cantidad diaria recomendada de frutas y verduras, así como de rellenar algunas brechas de nutrientes. Así que, tanto si tienes un niño pequeño y exigente en casa, un padre mayor con menos apetito, un adolescente amante de la comida rápida o una pareja que simplemente podría beneficiarse de un aumento de nutrientes, los zumos pueden ser beneficiosos para todos los miembros de la familia. Así que, comparte el amor.


Añade un sutil dulzor con fruta.

Las verduras son increíbles. Y también los zumos de verduras. Pero también es mucho más probable que bebas zumo y lo conviertas en un hábito diario si esperas con ansias el sabor. La dulzura de la fruta es muy importante en cuanto a cortar el filo de las verduras amargas. Nuestra receta Bright Start es el ejemplo perfecto de cómo mezclar verduras (¡incluidas 2 1⁄2 tazas de kale!) con un poco de fruta (¡hola, manzana y limón!)
​​​​​​​
​​​​​​​

Haz que la limpieza sea parte de tu rutina.

Aunque tanto NutriBullet Juicer™ como NutriBullet Juicer Pro™ son fáciles de limpiar, es mejor hacerlo justo después de preparar el zumo. De esa forma, se convierte en parte de tu rutina de zumo y será más probable que lo vuelvas a usar mañana.
NB_Juicer_Social_Infographic-Carousel_Top-9-Juicing-Tips_9_1024x512.jpg

Elige frutas y verduras frescas.

Las frutas y verduras congeladas nunca se deben usar en un zumo: guárdalas para tus batidos. Ese es su sitio.
​​​​​​​

¡Utiliza la pulpa!

No queremos juzgar, pero seamos realistas: el desperdicio es para la gente poco creativa. Los restos del proceso de zumo, también conocido como pulpa, es una mina de oro de fibra. Además, es muy fácil incorporar la pulpa a todo tipo de deliciosas recetas. Para aprovechar sus beneficios, vacía el contenido de tu recipiente de pulpa en un recipiente hermético después de hacer el zumo, cerrar y refrigerar o congelar para su uso futuro. Se puede mezclar en batidos, guisar como base para caldo, mezclar en salsas o añadir a tortitas, galletas o muffins: las posibilidades son infinitas.
 

¡Bebe!

Por lo general, es mejor beber el zumo de inmediato porque la actividad antioxidante disminuye con el tiempo. Si piensas beber el zumo más tarde, guárdalo en un recipiente de vidrio hermético en el refrigerador y consúmelo en el plazo de un día. Para tu comodidad, NutriBullet Juicer Pro™ viene con dos vasos de vidrio de 350 mililitros y bandejas de congelación para almacenar zumo, pulpa y otras creaciones para uso posterior.
 

Hazlo atractivo.

Esto puede parecer superfluo (y puede que lo sea), pero realmente comemos y bebemos con los ojos. Una taza de zumo marrón es mucho menos apetitosa que una taza vibrante y colorida. La presentación es importante, especialmente si estás sirviendo el zumo a comensales quisquillosos, a niños o a quienes están combatiendo un costipado.

Prueba una de nuestras tres deliciosas recetas a continuación: cada una tiene un color diferente, pero todas son igual de llamativas.
 
  1. Verde sereno: las espinacas fortificantes, el pepino frío con jengibre especiado y dulce y la manzana hacen de este un elixir relajante digno de cualquier menú de spa.
  2. El naranja que te gusta: un zumo de color fuego lleno de nutrientes que ayudan a estimular la inmunidad.
  3. Parche de repollo: si has estado buscando una forma de hacer que la col sea apta para niños, este zumo es tu solución. Los adultos, por supuesto, también lo disfrutarán.
​​​​​​​
¿Todo listo para ponerte con el zumo? Comprar NutriBullet Juicer
​​

Más entradas de blog.

en_bdp_Everything_you_need_to_know_about_gasket_hero.jpg en_bdp_Everything_you_need_to_know_about_gasket_hero.jpg
Instrucciones para limpiar y sustituir las cuchillas y juntas de la nutribullet®
Más información