• Batidoras personales
  • Batidoras de vaso
  • Exprimidores
  • Déjate inspirar
  • Promo
Brand Ambassadors
Smoothie-kefir-sandia-Marta-Verona.jpg

Consejos de Marta Verona

Cuida tus defensas con este Smoothie de Kéfir y Sandía

Cuida tus defensas con los probióticos y Nutribullet

¿Sabíais que más de la mitad de las células de nuestro cuerpo son células bacterianas? ¿Qué tenemos tantas bacterias en nuestro organismo que la comunidad científica las considera como un órgano más?

No vivimos solos. Vivimos con millones de bacterias. La microbiota. Microorganismos vivos que se encuentran en todas partes: en nuestra piel, boca…¡y en nuestro intestino! La famosa flora o microbiota intestinal.

Gracias a los últimos avances en las técnicas de secuenciación se han realizado grandes descubrimientos en el estudio de la microbiota intestinal. ¡Eureka! Cada vez hay más relaciones entre la salud de la microbiota y nuestra salud.

Vaya, que, si cuidamos de las bacterias de nuestro intestino, nos cuidamos a nosotros.

¿Cómo podemos cuidar de nuestra microbiota o de nuestras bacterias intestinales?

Uno de los factores más determinantes en el cuidado y mantenimiento de la salud de nuestra microbiota es la dieta. Una alimentación equilibrada y saludable fomenta la riqueza y variedad de nuestra microbiota intestinal, es decir, fomenta su salud.

La microbiota intestinal se cuida de dos formas:

  • Alimentándola, con los PREbióticos, o fibra. Vegetales, legumbres o cereales integrales.
  • Aumentándola, con los PRObióticos, o microorganismos vivos. Es decir, incorporando directamente más bacterias a nuestro intestino. Y de los probióticos, precisamente, hablaremos hoy.

¿Qué son los probióticos?

Los probióticos son microorganismos vivos que, cuando se ingieren en las cantidades suficientes, llegan a nuestro intestino, se adhieren a sus paredes y ejercen efectos positivos para nuestra salud.

Al principio se creía que solo tenían funciones en la digestión de los alimentos al encontrarse sobre todo en el intestino. Sin embargo, hoy en día conocemos estos beneficios:

  1. Cuida nuestras defensas. Más del 60% del sistema inmunitario se encuentra en el intestino, se conoce como el tejido linfoide asociado al intestino y produce la mayor parte de los anticuerpos de nuestro cuerpo, nos ayuda a evitar infecciones ya que la mayoría de las agentes infecciosos utilizan la vía intestinal como entrada al organismo.
  2. Ayudan en la síntesis o creación de algunas vitaminas (B6,12 y K).

¿Dónde encontramos los probióticos? ¿En qué alimentos?

En algunos alimentos fermentados, es decir, aquellos alimentos que tienen vida. Los alimentos fermentados, como el yogur, el kéfir o la kombucha, el famoso refresco fermentado, contienen microorganismos vivos que se alimentan de la materia prima base del alimento, generando acidez.

Os pongo un ejemplo claro. Para hacer un yogur, a la leche se le incorporan las famosas bifidobacterias. Éstas, se alimentan de el azúcar naturalmente presente en la leche: la lactosa. Como consecuencia, generan acidez. De ahí que los yogures naturales tengan un toque ácido.

¡Incorpora probióticos en tu dieta con esta receta de smoothie de kéfir y sandía!

Ingredientes:

  • 200 g de kéfir
  • 150 g de sandía
  • 50 g de fresas
  • 5 g de esencia de vainilla

Elaboración

1

Tan sencillo como disponer todos los ingredientes en nuestra nutribullet ¡y triturar! Máxima nutrición con el mínimo esfuerzo.

2

Además, las cuchillas de nutribullet son tan potentes, que trituran el conjunto en tiempo récord, reduciendo la fricción y con ello, la pérdida de micronutrientes. ¡Una delicia para nuestro paladar y para nuestra salud!

Más recetas y consejos de nuestras nutricionistas

sopa-fria-zanahoria-receta-nutribullet.jpg sopa-fria-zanahoria-receta-nutribullet.jpg
Sopa fría de zanahoria, jengibre y leche de coco
Ver receta
antioxidantes-aliados-de-nuestra-piel.jpg antioxidantes-aliados-de-nuestra-piel.jpg
Antioxidantes: aliados de nuestra piel
Saber más